deprisaAyer una persona que conocí en un taller de como monetizar el blog, en Facebook tras un comentario mío, me respondió que me veía muy lanzazo y organizado sabiendo lo que quería.  Yo la respondí que era cuestión de organización y poner el foco en algo, evitando las distracciones.

Pero la distracción siempre es muy tentadora, cuando aparece y la prestas atención te destruye, echa por tierra toda la planificación en tu agenda, y el foco no desaparece, sino que es seducido por esa actividad o situaciones que te distrae y prestas toda tu atención, haciendo que tu foco cambie de dirección,

Las distracciones pueden venir disfrazadas de formas muy variopintas. Bien con vídeos  que ves Youtube, comentarios en las redes sociales, navegar sin rumbo por la red, empezar hacer búsquedas en Google  que no tiene nada que ver con lo planificado, leer y responder emails. También con las distracciones de las personas que viven contigo, llamadas por teléfono, visitas inesperadas,  o salta el Skype porque alguien quiere o necesita hablar contigo.

La distracción se hace muy fuerte cuando esa organización es muy débil, sin objetivos, con actividades improvisadas sin tener ninguna dirección, o solo por justificar o rellenar horario.

Si, has leído bien, Cuando la organización no tiene sentido, sin un fin ni objetivo la distracción se hace al poder, y tu foco le parece más interesante la actividad que surge. Al foco hay que seducirle. Te lo cuento por experiencia, porque yo también me distraigo con más frecuencia de lo necesario, pero afortunadamente estoy aprendiendo, mejorando e implementando lo que me funciona para ser efectivo.

Por eso te lo digo por experiencia, haz que la distracción tenga un sentido, que esté enfocada a lo que realmente quieres. Por eso, primero objetivo, misión de tu trabajo, como vas ayudara otras personas con tu trabajo, y que necesitas hacer para conseguirlo.

Piensa también que la organización te ayuda a medir tu esfuerzo, distribuir tu tiempo. Un ejemplo sencillo es cuando vas a comprar al supermercado, es mejor llevar una lista con lo que realmente necesitas. ¿Te has dado cuenta que cuando llevas una lista optimizas tu compra? es decir, que ahorras tiempo porque vas directo a lo que necesitas, y también dinero porque no te paras en cosas que no necesitas.

Otro punto importante es medir cuando eres más efectivo. Unas personas son más efectivas para determinadas actividades,  por la mañana, otras por las tarde o noche. Obsérvate y actúa según tus biorritmos.

Bueno, en otros artículos seguiré hablando de la tan manipuladora y poderosa distracción, y como ir haciendo productiva esa distracción, con dirección, sentido y enfocada a tus metas y objetivos.

José Navarro 

***** Para recibir consejos, ideas, recursos, artículos y vídeos  que te ayuden a mejorar tu vida tanto profesional como profesional, SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER *****

Share